Dove y la Inteligencia Artificial: Desafiando los Estándares de Belleza

en Actualidad/Género/Social/Sociedad

La campaña “Belleza Real” de Dove cumple 20 años, y la marca celebra este hito con el estudio más grande del mundo sobre belleza. Los resultados revelan la presión de los estándares de belleza, la influencia de las redes sociales y el impacto de la inteligencia artificial en la percepción de la belleza. Dove se compromete a utilizar su código en programas de IA para representar una belleza más realista y auténtica.

«2 de cada 5 mujeres darían UN AÑO DE SUS VIDA alcanzar sus estándares de belleza. En Argentina, 6 de cada 10 mujeres sienten esta presión»

Los hallazgos revelan que 2 de cada 5 mujeres darían un año de su vida para alcanzar sus estándares de belleza. En Argentina, 6 de cada 10 mujeres sienten esta presión. Además, la inteligencia artificial (IA) se ha convertido en una amenaza para la representación de la belleza real, perpetuando estándares poco realistas y afectando la autoestima de las mujeres.

Hace dos décadas, Dove lanzó su Campaña por la Verdadera Belleza, desafiando los estándares de belleza impuestos por la sociedad y los medios de comunicación. Desde entonces, la marca ha trabajado incansablemente para cambiar la representación de las mujeres y comprometerse a no utilizar distorsión digital en sus imágenes.

En conmemoración de su vigésimo aniversario, Dove realizó el estudio más grande jamás realizado por una marca de belleza. Entrevistaron a más de 33,000 personas en 20 países, arrojando luz sobre el estado actual de la belleza y su impacto en mujeres y niñas en todo el mundo.

En nuestro país, casi 2 de cada 5 mujeres y niñas creen que la creación de versiones alteradas de sí mismas mediante IA puede tener un impacto negativo en su percepción de la belleza. Además, 9 de cada 10 mujeres y niñas han estado expuestas a contenido de belleza perjudicial en internet.

Para abordar este problema, Dove presenta “The Dove Code”. Este enfoque propone utilizar el código en programas de IA para generar imágenes más realistas en lugar de las ideales e inalcanzables. Por ejemplo, al solicitar una foto de una mujer en la playa, la IA podría proporcionar una representación más auténtica, con cabello despeinado por el viento o efectos naturales del sol en la piel.

Pía Fittipalde, Brand Manager de Dove, explica: “Buscamos un futuro en el que las mujeres decidan y declaren cómo se ve la verdadera belleza, no los algoritmos. No nos detendremos hasta que la belleza sea una fuente de felicidad, no de ansiedad, para cada mujer y niña”.

Dove continuará liderando la revolución tecnológica, reafirmando su compromiso de representar a mujeres reales sin utilizar IA ni distorsión digital en sus anuncios. La belleza auténtica merece ser celebrada y protegida, y Dove está decidida a seguir marcando la diferencia en este camino.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*