TEDEUM CRÍTICO I Llamado a una «Autocrítica Madura» y Solidaridad: Mensaje del Arzobispo García Cuerva

en Actualidad/Sociedad

El arzobispo Jorge García Cuerva, en el tedeum del 25 de Mayo, instó a la dirigencia a reflexionar sobre la fragmentación social, evitar el odio y abordar las urgencias sociales con una «autocrítica madura». Sus palabras, dirigidas al presidente Milei y su Gabinete, resaltaron la necesidad de consensos y solidaridad para afrontar desafíos colectivos.

El arzobispo de Buenos Aires, monseñor Jorge García Cuerva, encabezó el tedeum del 25 de Mayo con un mensaje claro y contundente. En un contexto marcado por la polarización y la confrontación, García Cuerva hizo un llamado a la dirigencia nacional a evitar la fragmentación social y el odio, destacando la importancia de una «autocrítica madura» para abordar las urgencias sociales.

Durante su homilía, García Cuerva no dudó en señalar acciones que alejan a la ciudadanía y socavan la cohesión social, como los «autoaumentos de sueldos». Además, dirigió un mensaje directo a toda la dirigencia, instándolos a abandonar estrategias que buscan el fracaso del otro, enfatizando la necesidad de construir consensos y trabajar por el bien común.

Desafíos Sociales y Responsabilidad Colectiva

El arzobispo describió las profundas deudas sociales que enfrenta la sociedad argentina, desde la malnutrición infantil hasta la falta de acceso a la salud y la precariedad de los jubilados. En un llamado a la acción, instó a cada individuo a reflexionar sobre su contribución a la solución de estos problemas, destacando la importancia de asumir responsabilidades sin buscar culpables.

Solidaridad y Gratitud como Pilares

En contraposición a la cultura del odio y la denigración, García Cuerva abogó por construir desde la solidaridad y la gratitud. En un momento en el que la sociedad enfrenta desafíos complejos, destacó la necesidad de reconocer los esfuerzos de aquellos que trabajan por el bienestar común y promover un ambiente de colaboración y respeto mutuo.

Oración por la Sanación Nacional

Finalmente, el arzobispo cerró su mensaje con una oración por la sanación de la nación, pidiendo a Dios que libere a la sociedad de las manos manchadas de sangre del narcotráfico, la corrupción y la indiferencia. Instó a convertir la acción de gracias en un compromiso activo por el bienestar de todos los argentinos, reconstruyendo la unidad nacional y fortaleciendo los lazos de solidaridad y esperanza.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*