Gasoducto Presidente Néstor Kirchner: Una inversión millonaria con impacto económico y social

en Actualidad/Economía/Empresas/Sustentabilidad

La mayor obra energética de los últimos 30 años en Argentina. Con una inversión de más de 2.500 millones de dólares, esta obra promete tener un impacto significativo en la economía y sociedad del país.

Ahorro de divisas
Según un informe elaborado por la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires (UBA) en conjunto con Energía Argentina S.A (ex Enarsa), el GPNK permitirá un ahorro anual de 4.300 millones de dólares, reduciendo el total de las importaciones en 7,1%.

Recuperación de la inversión
Las autoridades redactoras del documento aseguran que la obra del gasoducto permitirá recaudar lo invertido en tan sólo meses: «En menos de un año se recuperará el monto invertido en la obra. Además, con la próxima etapa prevista para el GPNK podrán incrementarse las exportaciones de gas natural sobrantes durante los meses de verano»

Efecto multiplicador en la economía
El GPNK también tendrá un efecto multiplicador en la economía argentina. La Etapa 1 se realizó en tiempo récord gracias a la incorporación de tecnología de punta, permitiendo ampliar la capacidad de transporte de gas y hacerlo llegar a los grandes centros de consumo.

Más oferta energética
Además del ahorro de divisas, la sustitución de importaciones generará electricidad a partir de fuentes más sustentables. Actualmente, una parte de la oferta de energía eléctrica surge de combustibles líquidos más onerosos y con mayor impacto en el medio ambiente. De esta forma, el GPNK permitirá reemplazar el gasoil importado y el gas proveniente de Bolivia por gas natural de Vaca Muerta.

Creación de empleo
La obra del gasoducto apunta también al impacto en el empleo argentino. Se estima que en la primera etapa, el proyecto produjo 40 mil empleos nuevos de manera directa e indirecta.

Empleo extranjero y expatriado
El tiempo corre en la construcción del gasoducto, por lo que se apela a todo tipo de herramientas. En este caso, el informe revela la cantidad de trabajadores expatriados, es decir, aquellos residentes en el extranjero que fueron convocados para trabajar en el Gasoducto Néstor Kirchner. Entre ellos se contrataron 45 trabajadores provenientes de Turquía especializados en maquinarias de soldadura automática para operar en forma correcta.

Impacto en las localidades
Construcciones con la magnitud que le compete al gasoducto generan cambios inevitables en las localidades donde se llevan a cabo. La obra recorre cuatro provincias en una extensión de 573 kilómetros y, entre las cinco zonas de producción, se encuentran los pueblos de Añelo, General Roca, Puelén, Curacó, Limay Mahuída, Ultracán, Atreucó, Saliqueló, Tres Lomas, A.Alsina, Guaminí, C.Casares, H.Yrigoyen, Mercedes, Zárate, Luján, Navarro, S.A.Giles y E. Cruz.

Desafíos pendientes
El paso del gasoducto deja además desafíos y oportunidades para los próximos años. En cuanto al acceso y ampliación del alcance del gas, se plantea la posibilidad de desarrollar más obras para mejorar la cobertura y condiciones del servicio en las localidades involucradas en el proyecto.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*