Periodistas y activistas de Derechos Humanos se autocensuran por las amenazas recibidas.

en Actualidad/Género/Sociedad
ONU Mujeres presentó un informe sobre el impacto a la libertad de expresión que tienen los ataques en redes a las mujeres con voz pública en América Latina y el Caribe. Son cerca de 15 entrevistadas que manifiestan como denominador común la autocensura por miedo a las amenazas que reciben en las redes. Los datos son alarmantes. El 80% de las entrevistadas limitó su participación en redes y todas recibieron amenazas de violación. El 80% temió o teme por su integridad física y hasta por su vida. El mayor efecto sobre la libertad de expresión es la autocensura: el 40% de las entrevistadas manifestó haberse autocensurado.

El informe que presentó ONU Mujeres llamado «Violencia de género en línea hacia mujeres con voz pública. Impacto en la libertad de expresión» es el estudio cualitativo más extenso realizado hasta el momento en América Latina y el Caribe. Son 15 entrevistas en profundidad y semiestructuradas a mujeres con voz pública de Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Cuba, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Paraguay, Uruguay y Venezuela. Todas fueron víctimas de ataques en las redes por su condición de mujer, a raíz de su actividad periodística y sus activismos. El informe completo esta alojado en https://lac.unwomen.org/es/digital-library/publications/2022/11/violencia-de-genero-en-linea-hacia-mujeres-con-voz-publica-impacto-en-la-libertad-de-expresion#view, pero haremos un pasaje por ciertos puntos


En todos los casos, las mujeres entrevistadas refieren que la amenaza y la agresión está naturalizada y vista como “las reglas del juego” en el mundo de periodismo y la política. Alzar la voz es el equivalente a la clásica metáfora machista para culpabilizar a las víctimas de violencia sexual: la pollera era demasiado corta

CONTEXTOS DE LA VIOLENCIA EN REDES


En América latina y el Caribe en particular, el crecimiento exponencial de este tipo de violencia coincide en el tiempo con el surgimiento y la masividad del llamado feminismo de la cuarta ola, que reinstaló el debate sobre la despenalización y legalización del aborto, logró avances legislativos concretos y acciones afirmativas de representación política de las mujeres y diversidades. En este contexto, la violencia de género en línea está silenciando voces.

CONSECUENCIAS


Todas las mujeres entrevistadas para este informe manifiestan que la violencia en
línea tuvo impactos en su participación en la conversación pública:

• El 80% limitó su participación en las redes: omite opinar o manifestarse sobre
determinados temas.
• El 40% manifestó haberse autocensurado evitando escribir o hablar sobre un
tema de su pertinencia en el medio o ámbito en el que se desempeña.
• Un tercio cambió de puesto laboral.
• La cuarta parte vivió el despido o la no renovación del contrato. La mitad tiene
miedo de perderlo.
• Un 80% temió o teme por su integridad física y hasta por su vida.


La violencia en línea por razones de género tiene efectos limitantes en la libertad
de expresión de todas las afectadas:

• El mayor efecto que genera es la autocensura.
• Un segundo efecto, no menor, es el disciplinamiento que suele buscar el espectáculo del linchamiento público, aunque se lo llame virtual.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*