La pobreza creció 7.2% en seis meses.

en Economía/Sociedad

La pobreza en Argentina ha alcanzado un alarmante 49% en el último semestre, afectando a aproximadamente 29.4 millones de personas, según las últimas proyecciones de la Universidad Torcuato Di Tella.

El último informe de la Universidad Torcuato Di Tella revela que la pobreza ha aumentado al 48.9% de la población durante el semestre de noviembre a abril, lo que equivale a 29.4 millones de personas. Esto representa un incremento de 0.6 puntos porcentuales en comparación con el semestre de octubre a marzo y un aumento de 7.2 puntos en comparación con las cifras semestrales informadas en diciembre pasado.

La Canasta Básica Total promedio para la región del Gran Buenos Aires (GBA) durante el semestre de referencia se estimó en $203.642 por adulto equivalente, lo que representa un aumento interanual del 265.3%. Para el promedio del Ingreso Total Familiar (ITF), se proyectó un incremento interanual del 196.1% para el semestre.

Estos datos, junto con la simulación de los microdatos de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) del cuarto trimestre de 2023 y del primer y segundo trimestre de 2024, permitieron proyectar la tasa de pobreza.

La proyección sugiere que alrededor del 49% de las personas viven en hogares urbanos pobres. La población urbana capturada por la EPH en el semestre de referencia se estimó en 29.4 millones de personas, lo que implica que alrededor de 14.4 millones viven en hogares urbanos pobres.

Esta cifra representa un aumento en comparación con el semestre de octubre a marzo, cuando la pobreza alcanzó el 48.3%, según las mismas estimaciones.

Esto ocurre en un contexto de fuerte caída del poder adquisitivo, en el que los salarios están por detrás de la inflación a pesar de su desaceleración: en los primeros tres meses del año, los ingresos de los trabajadores estables avanzaron un 45.7%, frente a una inflación del 51.6%, según la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE). Este indicador alcanzó un valor de $705.832,58 en marzo.

Es importante recordar que, según las últimas mediciones oficiales del Indec de diciembre pasado, en el segundo semestre de 2023, la pobreza llegó al 41.7% de la población, lo que significa que unos 19.4 millones de personas no lograron cubrir los gastos de la canasta básica.

Además, la tasa de indigencia, que se refiere a quienes no tienen cubiertas sus necesidades alimentarias, llegó al 11.9%, es decir, unas 5.5 millones de personas.

El indicador continúa empeorando si se consideran también los datos de 2022, cuando el 39.2% de las personas era considerada pobre en Argentina y un 8.1%, indigente.

En cuanto al aumento de la canasta básica en abril, el dato de la Di Tella surge después de que el Indec publicara la inflación de abril, que fue del 8.8%, y del aumento de la canasta básica.

En primer lugar, la Canasta Básica Total (CBT) aumentó un 7.1% mensual. Subió un 67% en lo que va del año y un 307.2% en los últimos doce meses. Las necesidades para un adulto “equivalente” a esa cesta sumaron 268.012 pesos. De este modo, una familia tipo de cuatro integrantes necesitó ingresos en abril por $828.158 para no quedar por debajo de la línea de pobreza.

Por otro lado, la Canasta Básica Alimentaria (CBA) marcó un aumento del 4.2%. La suba acumulada en 2024 fue del 55% y de 296.2% en el último año. Así, la misma familia necesitó $373.044 para no ser indigente.»

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*