Fecundidad en Argentina: un cambio cultural significativo

en Actualidad/Economía/Salud/Social/Sociedad/Sustentabilidad

La tasa global de fecundidad en Argentina cayó un 34% entre 2014 y 2021, y 59% en niñas y adolescentes menores de 20 años, según estudio presentado por UNICEF, UNFPA y CIPPEC. ¿Qué implica esto para el futuro del país? ¿Esta tendencia es una oportunidad para mejorar el bienestar social y reducir la pobreza?

¿Cuándo se termina un mandato social? ¿Cuándo se modifica y se encarna? ¿Cuándo se diagnostica que llegó a su fin por su propio peso? ó ¿Cuando se decidió que no pese más para nadie.? No se cuando perecen otros, pero el de ser madre mutó en este mismisimo contexto social. Y no hace tanto. En el desarrollo de la mujer es una estación que hace tiempo el tren no se detiene, salvo que se decida. Lo cierto es que la disminución de la fecundidad en Argentina es un fenómeno muy notable que fue impulsado tanto por políticas públicas como por cambios culturales en la sociedad. Y de impacto positivo en la economía

Así lo asegura un estudio conjunto de tres organizaciones; UNICEF, Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, UNFPA, Fondo de la Población de las Naciones Unidas y CIPPEC Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad que informa que la tasa global de fecundidad en Argentina disminuyó un 34% entre 2014 y 2021, y en un 59% en niñas y adolescentes menores de 20 años. Ahora bien, esta baja en la natalidad genera cambios demográficos significativos y posiblemente una gran oportunidad para el país. De ahora en más, ante la pregunta sobre maternidad si o no. La respuesta posible, sería: «No, estoy aportando al bienestar del pais». Por el momento.

¿Maternidad si o no.? La respuesta sería: «No, estoy aportando al bienestar del país»

POLITICAS PÚBLICAS Y MOVIMIENTOS FEMINISTAS

El descenso de la fecundidad adolescente es doblemente positivo: refleja los logros alcanzados en el acceso a derechos sexuales y reproductivos –lo que permitió una baja importante en los embarazos no intencionales – y tiene un rol crítico para mejorar las trayectorias educativas y laborales de las jóvenes.

La reducción de la fecundidad es un fenómeno multicausal, pero se vincula fuertemente con la disminución de los embarazos no intencionales. Allí, las causas pueden separarse en dos categorías interdependientes: cambios en las preferencias y conductas sociales y culturales; y cambios en el acceso a métodos anticonceptivos. El auge de movimientos feministas en la segunda década de los 2000 se relaciona con ambas causas: parecería haber influido en conductas y preferencias, a la vez que motorizó la ampliación del acceso a derechos sexuales y reproductivos.

Por un lado, en este período se produjo un importante cambio en cuanto al acceso de tecnologías de anticoncepción. En 2012 la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica autorizó la comercialización de implantes subcutáneos anticonceptivos. La distribución y aplicación de estos implantes comenzó lentamente, pero se aceleró en 2014 cuando se incorporó al programa de Salud Sexual y Reproductiva del Ministerio de Salud de la Nación.

LA MATERNIDAD Y EL  BONO

«Los expertos coinciden en que la demografía es clave para adoptar medidas que promuevan el desarrollo económico, el bienestar social y la reducción de la pobreza.«

La disminución de la fecundidad en Argentina en los ultimos siete años es un cambio de un patrón cultural muy enmarcado en el mandato femenino. Pero el impulso de políticas públicas y de mayor acceso de la mujer en espacio de decisión ( paulatino y concreto), asegura el informe, tiene incidencia positivas en el bienestar social y en la pobreza. Esta nueva tendencia demográfica se la denomina “bono demográfico”, que es una elevada proporción de la población en edad «productiva» frente a una población dependiente infantil que disminuye y una proporción de personas mayores aún no muy grande. Como todo bono puede ayudar a que se potencien los recursos generados en el país.

Pero el informe también alerta y sugiere que dicho momento demográfico debe estar asociado a políticas de impacto transversal: Como las de cuidados y educación en la niñez y la adolescencia (y políticas de cuidados en la vejez), previsionales, políticas que aseguraren el acceso a derechos sexuales y reproductivos. Y asegurar la implementación efectiva ESI (Programa Nacional de Educación Sexual Integral), en algunas provincias aún existe resistencia a la IVE/ILE (Interrupción Voluntaria del Embarazo); abordar integralmente prevención/atención embarazo no intencional niñas/adolescentes.

Como dijo la escritora feminista Simone de Beauvoir: “No se nace mujer, se llega a serlo”. Este cambio en la fecundidad es un ejemplo de cómo las políticas públicas y los cambios culturales pueden influir en la construcción de nuestra identidad y en la forma en que decimos vivir nuestras vidas. Es importante repensarnos sobre cómo podemos seguir avanzando hacia una sociedad más igualitaria y justa para todos, con menos ismos.

Por Sara Di Tomaso

4 Comments

  1. Impecable reflexión. No solo es la derrota de un mandato, sino que forma parte de una conquista para la libertad de las mujeres. Por otro lado algunos economistas presagina un probnlema a futuro con el envejacimiento de la población. A mi entender esto puede ser cierto si cada nueva persona que nace tine asegurado un techo, educación, salud y trabajo a futuro. Si estas pautas no se dan, como es de imaginar, si hay una solución será por otro lado. Trabajo es impuestos, cargas sociales y mejores pensiones para los mayores. Si no hay trabajo no se logrará revertir la crisis de los pensionados en el mundo. pero un mundo con menos gente puede ser un planeta más verde, menos contaminado y con riquezas más repartidas para el conjunto de la sociedad.

    • Queridisimo Doc!! Que mimo al alma que hayas empleado tiempo para leer la nota y luego hacer esta impecable devolución!!
      Un grannn hermoso abrazo!
      Gracias
      Sara

  2. Celebro que la identidad de la mujer se construya desde una mirada integral, donde la maternidad no sea el eje. Celebro que no sea una imposición social sino una elección personal. Celebro que se hable del tema. Gracias!

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*