Brasil Meridional: Un Espejo de la Devastación del Cambio Climático

en Actualidad/Ambiente

Las inundaciones catastróficas en Rio Grande do Sul, con 143 muertos y dos millones de afectados, destacan la lucha contra las leyes ambientales y la falta de prevención.

Después de siete días de lluvia incesante, el agua seguía subiendo. El alcalde de El dorado do Sul advirtió a sus 42.000 habitantes que era el momento de evacuar. Ordenó a todos que abandonaran sus hogares de inmediato, ya que el agua inundaría la ciudad durante 10 días más. Rio Grande do Sul, en el sur de Brasil, está acostumbrado a un ciclo de lluvias torrenciales y sequías, pero nunca había experimentado un temporal de lluvias tan devastador como el que comenzó hace 12 días y no muestra signos de cesar.

El presidente Luiz Inácio Lula da Silva actuó rápidamente. Visitó la zona dos veces, movilizó al gobierno, anunció importantes ayudas económicas y proclamó que estas inundaciones “son una advertencia para el mundo. Debemos tener en cuenta que la Tierra nos está pasando factura”.

Balance de la Tragedia: Las inundaciones han matado a 143 personas y otras 125 siguen desaparecidas, según el último balance oficial. En el terreno, la situación sigue siendo extremadamente crítica. Las tareas de rescate y la distribución de ayuda son muy complicadas porque las lluvias han arrasado carreteras y puentes. El principal aeropuerto ha quedado inutilizado.

Desesperación y Falsas Noticias: La desesperación se apodera de los 2,1 millones de afectados, uno de cada cinco habitantes del estado, ya que los meteorólogos pronostican más lluvias, deslizamientos de tierra y vientos hasta el lunes 13. Además, las noticias falsas están creando un ambiente tenso con mentiras como que las embarcaciones de rescate requieren permisos especiales. Los saqueos han comenzado y los socorristas temen operar al caer el sol.

Cambio Climático y Desastres: Expertos aseguran que este desastre ocurrió por una combinación de factores: El Niño, que trae más lluvias, una corriente que trae humedad desde la Amazonia, un bloqueo atmosférico con una masa de aire caliente sobre el centro de Brasil. Y el agredado de la influencia humana. Una atmósfera y océanos más calientes generan energía para estos eventos extremos.

Impacto Económico: Rio Grande do Sul es la quinta economía de Brasil, un estado con un potente sector agropecuario y que produce un 70% del arroz, omnipresente en la mesa de cualquier brasileño. Los supermercados han racionado las ventas y el gobierno importará un millón de toneladas para evitar el desabastecimiento y que los precios se disparen.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*