Guillermo Ferraro, el próximo Ministro de Infraestructura en el gobierno de Javier Milei.

en Actualidad/Sociedad

El nuevo ministerio abarcará las áreas de Transporte, Obras Públicas, Energía, Minería y Comunicaciones, con un enfoque principal en fomentar la inversión privada y racionalizar el Estado.

Guillermo Ferraro fue confirmado en el cargo de Ministro de Infraestructura que involucra las áreas de Transporte, Obras Públicas, Energía, Minería y Comunicaciones. Ferraro ha declarado que su enfoque será estimular la inversión privada y llevar a cabo una “racionalización del Estado”. El nuevo ministerio, que aún no existe, se creará como parte de la racionalización del sector público. Consolidará los actuales ministerios de Transporte y Obras Públicas, así como Energía, Minería y Comunicaciones

Ferraro enfatizó que las personas a cargo de estas áreas serán individuos probados, conocidos, idóneos y confiables para el sector privado, con experiencia en el sector público. Ya hay equipos trabajando en estas áreas. En la Secretaría de Energía, Eduardo Rodríguez Chirillo ha estado trabajando desde marzo, y en Comunicaciones, hay un equipo intenso, con personas que han trabajado en Enacom.

Ferraro, que hasta abril pasado se desempeñó como director de KPMG Argentina, ha tenido experiencia en el sector público. Fue funcionario en la Secretaría de Industria durante el interinato presidencial de Eduardo Duhalde entre 2002 y 2003, y anteriormente, entre 1988 y 1991, fue subsecretario de Información y Telecomunicaciones de la provincia de Buenos Aires.

El futuro Ministerio de Infraestructura llevará un enfoque de economía de lo que son los servicios cruzados (cross service) y al mismo tiempo un eje que une a todas estas temáticas, que es la inversión en infraestructura. Ferraro remarcó que el Estado debe reducir su participación en la economía para dar espacio al sector privado. Por lo tanto, este ministerio dará la orientación y los lineamientos y la declaración de interés para aquellos proyectos que involucran estas áreas.

Ferraro, quien estuvo a cargo de la coordinación nacional de la fiscalización de votos durante la campaña de Milei, remarcó que tratarán de orientar, estimular e incentivar al sector privado para su inversión. Además, evaluó que el país tiene un atraso de más de 20 años en infraestructura en estas áreas y la inversión que hay que hacer para poner en valor la infraestructura del sistema y la nueva es tan importante en términos del PBI, 15 puntos anuales, que es imposible soportarla desde el sector público con el presupuesto público.

Ferraro también señaló que casi todas las concesiones ferroviarias, energéticas, centrales hidroeléctricas, corredores viales, tienen su origen en los 90, otorgadas por 20 o 25 años, vencieron durante los últimos ocho, y las administraciones no generaron nuevas condiciones. Todas estas obras están hoy en un porfolio de precariedad, de prórrogas, tenencias precarias, ya que desde mediados de 2018 casi no se hacen inversiones en la infraestructura existente porque el privado no sabe si va a continuar o no y tampoco se llamó a nueva concesión. Anticipó que desde La Libertad Avanza están trabajando en un proyecto para reformar la Ley de Concesiones.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*