Bitcoin ó grow shop, el dilema millennials

en Actualidad/Social/Sociedad

Los grow shop ó tiendas de “cultivo” crecieron en el último año y medio al igual que el ahorro en “Bitcoin”, en gran parte por elección de los millennials ¿Cuál es más sustentable y de menor impacto ambiental? El Ministro de Desarrollo Productivo Matias Kulfas asegura que la Industria del Cannabis, para el 2024, generará 10 mil puestos de trabajo y cerca de U$S500 millones en ventas al mercado interno. 

Belgrano y su tienda de cultivo

A pocos días de la media sanción en Senado de la ley que regulará la producción industrial de la planta de cannabis, sus semillas y derivados a partir de la creación de la Agencia Regulatoria de la Industria del Cáñamo y del Cannabis Medicinal (ARICCAME), Manuel Belgrano festejó sin cesar. El prócer solo tenía 25 años cuando vió en el cultivo del cáñamo la “respuesta” para la desigualdad social existente cuando regresó a su tierra. Corría el año 1796 y escribió: «Nadie duda de que un Estado que posea con la mayor perfección el verdadero cultivo de su tierra es el verdadero país de la felicidad pues en él se encontrará la verdadera riqueza». Deseaba repetir lo que vio en Europa, fabricar con la fibra del cáñamo telas para uso doméstico y aparejos para la navegación.  Era muy joven y estaba convencido que era el gran futuro económico del país. Pero la Corona Española no lo dejó. 

A más de dos siglos, nuestros millennials, los jovenes de hoy, eligen las tiendas de cultivo, también llamadas “Grow shop”, como salida económica ante el cisne negro de la Pandemia y como refugio de ahorro al bitcoin, al cual algunos especialistas llaman el oro 2.0 de estos tiempos. Sin embargo, el economista Claudio Zuchivicki al ser consultado desde EEUU, dijo, “No es que sea una moda pero hay que abrir la cabeza porque van a aparecer muchas criptomonedas, lo puedo hacer Mercado Libre, Amazon, Facebook.” Pero advirtió, “Si vas a invertir en bitcoins vas a necesitar cannabis para relajar un poquito. Hay que arriesgar, lo que nunca hay que arriesgar es todo, pero el 30% de tus ahorros está bien para esto”. Tengase presente. 

El dilema millennials, ser o parecer.  

Si hablamos de millennials nos situamos en el rango etario entre 1981 y 1996; representan el 24% de la población de Argentina, y serán el  27% del planeta en el 2025. Producto de la Pandemia, un 25% perdió su empleo o sufrió una merma en sus ingresos por la cuarentena, pero lo consideran  «una oportunidad para cambios». Asi lo confirma la consultora Deloitte mediante una muestra en 43 países que incluye a nuestro país. Dentro del abanico elegido de “cambios” ó salida laboral, se abrieron más de 200 locales grow shop  (tanto en tiendas físicas, a la calle, como por Internet) que ofrecen insumos para el autocultivo, desde fertilizantes, hasta carpas y luces, además de distintos accesorios. Desde de ARGENCANN, Cámara Argentina del Cannabis, su titular, Pablo Fazio, lo confirma El crecimiento de los Grow shop hay que analizarlo estructuralmente. Tiene que ver con la cantidad de señales de que hay una tendencia hacia una regulación del autocultivo, y esa tendencia de que Argentina va a tener una regulación, eso genera expectativa. Por otro lado, tuvimos una pandemia, mucha gente vio amenazada sus actividades y el argentino es cuentapropista y hubo una reconversión de muchos comerciantes hacia un rubro en el que veían una potencialidad. No es una inversión millonaria, con $600mil pones una tienda chiquita”

Ante el crecimiento del sector consultamos al Ministro Matias Kulfas, Ministro de Desarrollo Productivo de la Nación sobre el futuro de la Industria del Cannabis en Argentina, y fue contundente. “Para el 2024 nos planteamos que, como escenario conservador, la industria del cannabis y el cáñamo puede generar 10 mil nuevos empleos, de los cuales, viendo la experiencia internacional, un 20% estaría orientado a las actividades de investigación, desarrollo e innovación. Entre las proyecciones se piensa que puede generar unos  U$S500 millones en ventas al mercado interno y cerca de U$S 50 millones de exportaciones al año. Sería un escenario de inicio con fuerte impacto económico federal.”

La impaciencia es la gran aliada de los millennials que fueron tuneados por la tecnología, motivo por el cual se encuentran acostumbrados a obtenerlo todo de manera inmediata.¿Debe ser ésta la variable que los empuja a invertir en las criptomonedas. surcada por la volatibilidad? Zuchoviky marca la centralidad en la incertidumbre que habitamos todos en este reino, “La mayoría de la gente que compra una cripto lo hace por incertidumbre porque quien ahorró en dólares también está en un mundo incierto, porque ahora le alcanzan para menos cosas. Cuando yo era chico 1000 dólares era una fortuna, una casa valía 10 mil dólares.  Un cuarto de libra con queso en el 69 valía un cuarto de libra, hoy vale 5 dólares. La volatilidad tiene que ver con eso, con incertidumbre futura y cada vez en el mundo de hoy la incertidumbre es mayor, ahora que eso por favor sobre las generaciones más nuevas no lo paralice, de eso se trata la vida.”

Sin embargo para Fazio la inversión no está en lo financiero,”La riqueza genuina tiene que ir por el trabajo y el talento, la especulación financiera para mí no genera riqueza. Invertir en un activo financiero, que es una cosa volátil, no es un buen camino por el que este mundo deba transitar. Pero obviamente que soy un entusiasta de la industria, pero tampoco podemos caer en los espejismos y las fantasías, no va a ser un paseo este camino, probablemente esté lleno de espinas.

Sobre las diferencias entre generar empleo o jugar a riesgo en el mundo de las finanzas, ”Damián Barone, fundador de la cadena Cultivo Urbano, la primera franquicia de “Grow Shop” expresó, mientras trabajaba en una Tienda en el Barrio de San Telmo. En Pandemia creció porque la gente estaba más en sus casas y se animaron a cultivar. Para poner una Tienda se requiere entre tres y cuatros millones de pesos en mercadería.También mucho menos, depende.  Hoy tengo una “Casa Central” que estamos inaugurando, que es hermoso, 18 franquicias, marcas de producto, una fábrica y una distribuidora que abastece a todo el país” ¿Me parece que hay futuro verde, no? Creo que Belgrano está festejando. 

La última encuesta de Deloitte cita en su resumen Los millennials y la generación Z sienten que el mundo se encuentra en un momento crucial”; pero invierten en “criptomonedas” que requiere más energía que Nueva Zelanda y Bélgica juntas. ¿Cuidamos o no cuidamos el planeta en este momento trágico? Otra de las características, sobre la generación que nació antes de la crisis del 2000, es el narcisismo e individualismo. Tal vez se podría observar cierta incoherencia a la hora de vociferar sobre el cuidado social y no detenerse en el impacto ambiental que genera la moneda virtual. Un estudio de la Universidad de Cambridge informa que detrás de las criptomonedas existen inmensas máquinas que necesitan más energía que los Países Bajos, un país con más de 17 millones de habitantes. 

Futuro verde y libre de prejuicios 

Hace horas, la provincia de Salta anunció que junto al Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), el Fondo Especial del Tabaco y la Cámara del Tabaco de Salta, firmaron un convenio destinado a iniciar el proyecto de producción de cannabis con fines medicinales en la provincia, lo cual marca no solo el retraimiento del negocio del Tabaco sino el futuro de la industria del cannabis. Al respecto, Kulfas resaltó ”La industria cuenta con un potencial enorme de cara al futuro, mientras avanza en el Congreso el proyecto de ley que establece un marco regulatorio de la cadena de producción, industrialización y comercialización para uso industrial y medicinal. Y a la vez enmarca lo que sucede en los países desarrollados “Hay más de 50 países que han avanzado en algún tipo de legalización para el cannabis de uso industrial medicinal e industrial. Esto está alentando un crecimiento exponencial de la producción. Una producción global proyectada para dentro de tres años en 42.700 millones de dólares, es decir, 14 veces más que hace diez años. Israel, Canadá y Estados Unidos son líderes a nivel mundial, mientras que en la región se destacan Colombia y Uruguay”

Para profundizar y diagramar la industria a futuro es necesario que la Ley que espera en Diputados se promulgue, Kulfas es claro “la ley plantea la creación de una Agencia Regulatoria de la Industria del Cáñamo y del Cannabis Medicinal (ARICCAME) que sus funciones son regular, administrar y fiscalizar toda la cadena productiva de cannabis y el cáñamo, generando las condiciones para su desarrollo. Entre los impactos positivos esperados de esta ley, esperamos un mejor acceso a la salud”

La mirada empresarial sobre la Industria la subraya Fazio “Hace diez años el mercado de cannabis global su expresión era cero. Ahora pasó de 0 a 9.100 millones de dólares el año pasado y se espera que ese mercado al final de la década se multiplique por 10 hasta llegar a los 90 mil millones de dólares.”

Entre ser y parecer existe la verdadera disociación de las personas. Unos se ocupan de las acciones y otros de las actuaciones. Los dilemas son siempre una cuestión de actitud.

Por Sara Di Tomaso

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*