Mirada. Opinión. Veracidad.

SOBRE EL PLAN ENIA «Hoy en día, creo que prevenir el embarazo adolescente supera a las criptomonedas como inversión para el desarrollo de un país.»

Federico Tobar, Asesor Global en Sistemas de Salud, y Financiación del Fondo de Población de Naciones Unidas, es economista y ofrece su perspectiva sobre la política ENIA y su impacto en Argentina. Asegura que es una política de éxito.

Federico Tobar analiza la redefinición de la política ENIA ( embarazo no intencional en la adolescencia) que ha sido objeto de debate en los espacios pertinentes. Primero, aclara que no puede interpretar si la política es ideológica o no. Según el comunicado oficial, la política no se elimina, sino que se planea reorganizarla. Aunque aún no se sabe cómo se llevará a cabo esta reorganización, Tobar espera que se le dé continuidad.

Desde su perspectiva como economista, Tobar destaca que ningún país con un ingreso per cápita promedio superior a los 20 mil dólares ha logrado alcanzar ese estatus teniendo más del 10% de mujeres que fueron madres antes de los 20 años. «Argentina, con un 11%, está en una posición favorable. Si se mantiene la prevención del embarazo adolescente, esto podría ser un impulso para salir de la pobreza y aumentar la competitividad del país.«

El especialista describe en detalle el contexto socioeconómico de la política ENIA, «El embarazo adolescente tiene un costo macroeconómico significativo. Argentina ha logrado reducir este costo a través del plan ENIA. El embarazo adolescente representa un gasto en atención médica de alrededor de 200 millones de dólares por año y una pérdida de recaudación de impuestos de alrededor de 66 millones de dólares por año. Si se continúa reduciendo, se aumentará la recaudación fiscal y se reducirán los gastos del Estado, mejorando así la competitividad del país.»

Además, el mayor peso del embarazo adolescente lo llevan las madres adolescentes y sus hijos. Estas jóvenes suelen quedar perjudicadas en el mercado laboral, interrumpen sus estudios y pierden alrededor de 567 millones de dólares por año en Argentina. A esto se suma la pérdida del Estado, que incluye los 200 millones de dólares en atención médica y los 66 millones de dólares en renuncia fiscal.

Por lo tanto, prevenir el embarazo adolescente, además de ser un motivo justificado desde el punto de vista de los derechos, es también una inversión óptima para el desarrollo económico y social del país.

Finalmente, Tobar reflexiona sobre el plan ENIA, que evitaba un gasto considerable y tenía un efecto humano positivo al prevenir el embarazo adolescente. A pesar de los beneficios evidentes del plan, se ha decidido reformularlo. Tobar insiste en que, según la evidencia disponible, la educación es un factor clave en la generación de impacto.

¿Sabes Qué es el Programa Milena?

Tobar explica el éxito del Programa Milena, «es un modelo econométrico que hemos desarrollado para cuantificar el costo del embarazo adolescente en los países. Cuando el gobierno argentino decidió incorporar una política, el entonces presidente Mauricio Macri expresó su disposición a hacerlo si se demostraba la rentabilidad de la inversión. Desarrollamos un modelo para medir esto, para calcular cuánto retorna al país, tanto al Estado como a la sociedad, por cada dólar que el Estado invierte. La relación es de 1 a 46, es decir, por cada dólar que el Estado invierte en prevenir el embarazo adolescente, el impacto es de 46 dólares. Probablemente no exista ninguna otra inversión legal que tenga tanto retorno. Hoy en día, creo que prevenir el embarazo adolescente supera a las criptomonedas como inversión para el desarrollo de un país.»

«En Argentina, esta política funcionó. De hecho, cuando cambió el gobierno y asumió Alberto Fernández, mantuvo la política. Esto es notable porque en la historia argentina es raro que una política iniciada por un gobierno peronista sea continuada por un gobierno no peronista y viceversa. Sin embargo, en este caso, no solo se continuó una política que comenzó con el mismo nombre y gran parte del mismo equipo, sino que se potenció.«

Tobar

Tenemos esperanza de que esto también suceda ahora. El modelo Milena, que mide el costo del embarazo adolescente, ya se ha implementado en 16 países y nos ha ayudado a persuadir a los gobiernos de que vale la pena invertir en prevenir el embarazo adolescente para el desarrollo del país. El embarazo adolescente es uno de los problemas de salud reproductiva más importantes en América Latina y el Caribe.

Nuestros niveles de desarrollo económico y social son muy superiores a lo que correspondería tener un embarazo adolescente tan elevado. Deberíamos tener mucho menos embarazo adolescente. Argentina logró esto, lo que es casi un éxito mundial. Hubo otros países que lograron estas reducciones, pero en Argentina hay dos fenómenos interesantes. El primero es la continuidad con el cambio de gobierno y el segundo es que se logró durante períodos de contracción económica. Esto demuestra que el caso es replicable.

Actualmente estamos trabajando con Brasil, que replicará el modelo e incorporará tres millones y medio de implantes a adolescentes durante el gobierno de Lula. Estamos hablando con Federico Tobar, asesor global en sistemas de salud y financiamiento del Fondo de Población de las Naciones Unidas y fue parte del plan ENIA.

Según fuentes de prensa del gobierno nacional, se terminó el contrato de 619 consultores por 1.100 millones de pesos en el marco del rediseño del plan ENIA. Van a comenzar a revisar los requisitos de inscripción y cómo eran estos planes. Estos consultores, que tenían un promedio de 200 mil pesos, eran muy importantes en lugares como el Chaco, Impenetrable o Misiones.

Banner

Últimas Noticias

Banner
Banner
Ir a Arriba