El club de la pelea: Milei, Truss y Wilders, los tres políticos que sacuden el mundo con sus ideas radicales

en Actualidad/Economía/Social/Sociedad

Son la cara de la nueva extrema derecha radical. Poseen denominadores comunes. Los tres comparten su admiración por Margaret Thatcher, la defensa del libre mercado y un estilo provocador y violento. Pero también tienen diferencias importantes que los enfrentan entre sí y con el resto de la comunidad internacional.

A una semana de contar con nuevo presidente electo en nuestras tierras, con un rotundo 55,69% de los votos, transitamos un mundo de sensaciones. Una bipolaridad política que excede toda sorpresa. Pero no excluida del mundo. Nos inunda globalmente una época de cambios políticos, sociales y económicos, y el nacimiento de nuevos actores políticos que desafiaron el orden establecido y proponen alternativas radicales. Son tres políticos que ganaron las elecciones en 2023, en sus respectivos países, y que causan conmoción y preocupación a nivel nacional e internacional. Los encumbrados son: Javier Milei, Liz Truss y Geert Wilders, los líderes de Argentina, Gran Bretaña y los Países Bajos, respectivamente.

PERFILES BIPOLARES

Los líderes de Argentina, Gran Bretaña y los Países Bajos comparten un estilo provocador. Arrancamos fuerte. A saber; los tres son economistas de formación y líderes de partidos de derecha que defienden el libre mercado, la globalización y el libre comercio. Una pasión en sus cuores llamada «finanzas». El trio es admirador de Margaret Thatcher, la ex primera ministra británica que aplicó políticas neoliberales y que enfrentó a las dictaduras militares de Argentina y de la Unión Soviética y que por las mismas logró otro mandato. Y al unísono cultivan una personalidad fuerte, carismática, desafiante y provocadora, que atrae a los seguidores más jóvenes y rebeldes, pero que también genera rechazo y temor en sus adversarios. Cambiantes, inestables e irascibles que mutan del amor al odio en ráfagas de días, horas. Son péndulos políticos accionados por su propio temperamento.

MISMO ADN DISTINTA TIERRA

Si bien los tres líderes son hijos de la misma madre; la extrema derecha radical liberal, libertaria, también se puede encontrar distingos que los enfrentan entre sí y con la comunidad internacional también. Nada es perfecto.

Milei es un político novato que sorprendió al mundo con su triunfo y se define como libertario, anarcocapitalista y minarquista. Propone medidas radicales como dolarizar la economía,( no sabemos aún, veremos lo que dicte los destinos de los próximos días). Privatizar las empresas públicas y cerrar el Banco Central ( en duda). Permitir la compraventa de armas ( libre circulación?, a confirmar…) Y mercado de órganos, a definir. Eliminar los impuestos y la burocracia, acá fuerte, con motosierra de leña. Es un crítico feroz de la clase política tradicional, a la que llama la “casta parasitaria”, pero, parece que es como la sal. Ya la empezó a usar. Odia con virulencia las políticas intervencionistas y populistas. Se opone al aborto legal y a la educación sexual en las escuelas. Construyó un estilo polémico, agresivo y ofensivo, que busca impactar, confrontar y humillar a sus rivales, y a menudo recurre a la violencia verbal ( ahora guardada hasta nuevo aviso) que lo hizo popular entre los sectores más descontentos de la sociedad, pero también le significó el rechazo de muchos analistas, periodistas y políticos, nacional e internacional. La intención argenta fue imitar a otros líderes de extrema derecha como Donald Trump y Jair Bolsonaro, motivo por el cual lo han acusado de tener ideas fascistas o neo-fascistas. Pero, tal vez asistan al acto presidencial.

Ahora viajamos a la primavera de la pradera inglesa. Alli se encuentra la Primera Ministra Liz Truss, y con Milei comparte el mismo amor y el mismo odio, los impuestos, los considera un pecado. Pero fue el elixir de su propio fracaso. Y de su escasa y breve estadia en el gobierno que solo fue un suspiro: 45 días. Fue la tercera mujer en ser Ministra después de Thatcher y Theresa May y elegida como líder del Partido Conservador el 6 de septiembre de 2023, y renunció el 20 de octubre. Fue la primera ministra británica que menos tiempo estuvo en el poder.

Admiradora de Thatcher, sus pilares son las políticas de derecha, reducir impuestos y la burocracia, parece que en Inglaterra también está la casta. Sin embargo, su gobierno enfrentó varios problemas, como la crisis energética, la invasión rusa de Ucrania y la inestabilidad económica. Su estilo diplomático y pragmático buscó el consenso y la cooperación, pero no alcanzó para resolver los desafíos que enfrentaba su país, ni para mantener la unidad de su formación política. Aparece un punto de unión con el presidente electo, Javier Milei: el pragmatismo de sumar políticos acodados en el peronismo que supimos conseguir.

Y ahora si, se picó y no es en Argentina. Alivio. Es en Holanda, mejor dicho Paises Bajos desde el 2020. En esa cultura donde reina una argentina, Máxima Zorreguieta, el 22 de noviembre ganó un extremista liberal de derecha radical, pero muy radical. El es Geert Wilders, antiislámico, antiinmigración y antieuropeo, que ha propuesto salir de la Unión Europea y prohibir el Corán. Chan.

Su triunfo causó conmoción y gran preocupación en Europa, ya que amenaza con alterar los frágiles equilibrios políticos en el seno de la Unión Europea en la recta final de esta legislatura. Su partido obtuvo 37 escaños de los 150 que tiene el parlamento, y ahora tendrá que negociar con otras fuerzas para formar una coalición de gobierno. En todos los paises la casta tiene empleo. Cualquier parecido a nuestra argentinidad queda al libre albedrio de las partes. Peroooo, en Holanda, muchos partidos se mostraron reacios a aliarse con Wilders, en cambio con Milei, el expresidente Macri le toca el timbre a cada rato para dotarlo de tropa propia en el Sheraton.

Wilders esboza un lenguaje incendiario y alarmista, que busca el conflicto y la confrontación,pero que lo llevó a ser popular entre los sectores más nacionalistas y conservadores de la sociedad, y también le significó el rechazo y el aislamiento de muchos socios y aliados.

EL CLUB DE LA PELEA

Ya vimos que tres lideres de tres tierras y culturas muy distintas comparten misma ideología. Milei, Truss y Wilders son tres políticos que comparten una visión antisistema, una personalidad carismática y provocadora, y un lenguaje agresivo y ofensivo. Sin embargo, también tienen diferencias importantes en sus ideologías, sus propuestas y sus formas de actuar. Mientras que Milei es un liberal anarcocapitalista que quiere eliminar el Estado y los impuestos, Truss es conservadora libertaria que quiere reducir el Estado y los impuestos. Por su parte, Wilders es un nacionalista populista que quiere fortalecer el Estado y los impuestos para proteger a su país de la inmigración y el islam. Los tres políticos representan una tendencia global de descontento con el sistema político y económico vigente, y de búsqueda de alternativas radicales que prometen un cambio drástico. Inminente. Sin embargo, también plantean interrogantes sobre los riesgos y las consecuencias de sus ideas extremas, que pueden generar división, violencia y caos en la sociedad.

¿Son Milei, Truss y Wilders los nuevos Tyler Durden, que Brad Pitt interpretó en la película El club de la pelea (Fight Club)? Una posible respuesta sería que Tyler Durden es el líder de un movimiento que busca destruir el sistema capitalista y consumista que domina la sociedad, mediante actos de sabotaje y violencia. Pero también es un personaje carismático, rebelde, nihilista y anárquico, que seduce a los hombres desesperados y frustrados que buscan un sentido a sus vidas. Pero es necesario destacar que sufre de un trastorno de personalidad disociativo. Durden en realidad es el alter ego que se atreve a hacer lo que el protagonista no se anima, y que lo lleva a una espiral de caos.

Después de todo la magia del cine es pagar para que te mientan. Y la ficción es una narrativa que puede superar a la realidad ó no. ¿Será Milei nuestro Tyler?

Por Sara Di Tomaso

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*